¿Cómo vender un coche de segunda mano? Vender un coche de segunda mano es un proceso que te puede costar un tiempo, pero en este artículo de Traspacar te indicamos las claves y los pasos que debes seguir para conseguirlo lo antes posible y de una forma satisfactoria.

1. Primeras comprobaciones

Lo primero que debes saber antes de poner tu coche a la venta es si es posible venderlo. Es decir, debes hacerte una pregunta clave: ¿Puede haber algo que te impida hacer el cambio de nombre de coche una vez encontrado un comprador?

La respuesta es afirmativa. Sí los hay. Por ello, es absolutamente esencial que compruebes que has pagado el correspondiente impuesto de circulación al ayuntamiento, así como cualquier sanción que el coche tenga pendiente.

Sin estos elementos en regla, no podrás realizar el cambio de titularidad y ello te podría complicar mucho el poder vender un coche de segunda mano que tenías prácticamente adjudicado. También deberás comprobar que no tienes ningún embargo u orden de precinto en vigor, ya que no podrás efectuar el cambio de nombre si no has solventado dichos problemas.

En este punto deberás también cerciorarte de haber pasado la correspondiente ITV y que todos los documentos estén en regla.

Para consultar dicha información, podrás hacerlo de forma rápida y sencilla pidiendo tu informe de DGT de coche completo, documento en el que te viene indicado si el vehículo en cuestión tiene multas, pagos o precintos pendientes. Este informe es clave para vender un coche de segunda mano.

En este sentido, debes tener en cuenta que deberás solucionar estos problemas antes de poner a la venta tu coche, puesto que con solo dar la matricula de tu vehículo, cualquiera de los compradores interesados en tu coche puede pedir el informe de la DGT sin tu permiso para ver que todo está en regla.

2. Comprueba el estado del coche

Como hemos dicho anteriormente, cualquier usuario puede pedir un informe de la DGT de tu coche que da información muy interesante para conocer el estado real del vehículo.

El interesado, con solo leer el informe, podrá conocer cuántos propietarios ha tenido el coche, en qué periodo de tiempo y conocer el historial de reparaciones y mantenimiento realizado en tu mecánico, entre otras muchas cosas.

Por ello, es esencial que siempre seas sincero en la venta de tu coche y sobre todo, antes de anunciarlo, comprueba que su estado sea bueno.

Vender un coche de segunda mano: Es crucial que el coche esté en buen estado y haya pasado una revisión
Vender un coche de segunda mano: Es crucial que el coche esté en buen estado y haya pasado una revisión

Lo más lógico es que antes de vender un coche de segunda mano le realices una revisión en tu mecánico de confianza para arreglar todo lo que pueda estar averiado. En caso de no querer gastarte el dinero en estas reparaciones, la revisión te servirá para poder indicarle al posible comprador las cosas que deberá cambiar.

Ser sincero y dar todos los detalles posibles te evitará problemas y hará que el comprador tenga mucha más confianza en tu vehículo.

De esta manera, el comprador sabrá los daños y vicios que tiene el coche y aceptará que estos sean de su responsabilidad si compra el coche en el estado indicado. Además, eso deberá influir a favor del comprador para reducir el precio de venta del vehículo.

En este aspecto, hay que recordar que es absolutamente clave no engañar, no solo porque no es ético, sino porque al final eso te puede conllevar mayores problemas.

La Ley indica que el vendedor se tiene que hacer cargo de una serie de daños como responsable de los problemas y vicios no notificados en el coche en un período de hasta 6 meses después de la fecha de la firma del contrato de compraventa.

Sé honesto e informa al interesado de cómo funciona el coche, si ha pasado revisiones periódicas y dale toda la información posible sobre el vehículo para que pueda saber qué va a comprar.  

¿Y si el coche tiene problemas que desconocemos?

Pese a que le hagas una revisión, el coche que vendas puede causarle algún problema desconocido al comprador dentro de ese período de 6 meses.

Por ese motivo, tanto vendedor como comprador deben saber que pueden contratar un seguro de garantía mecánica para evitar tener que hacerse responsables de dichos daños ni tener que entrar en una disputa entre ambas partes.

3. Definir el precio del coche

Una vez hayamos comprobado que la ITV, impuestos y multas están en regla, que el estado del coche es correcto, el siguiente paso para vender un coche de segunda mano es fijar un precio de salida.

Paras hacerlo, la forma más fácil es estudiar el mercado de coches de segunda mano en varias plataformas de venta de internet. Mira el precio de coches similares al tuyo en cuanto a marca, gama, año de la primera matriculación, estado y otros factores para hacerte una idea del precio de venta que le vas a poner.

No te quieras pasar de listo: ponerle un precio de venta considerablemente mayor al de los coches similares que veas en internet no te va a llevar a nada más que a una pérdida de tiempo. Como en todos los mercados, el de coches de segunda mano funciona por oferta y demanda.

Eso sí, un pequeño consejo que te damos en Traspacar es que una vez tengas claro lo que quieres recibir por tu coche, intentes ponerle un precio un puntito más elevado para poder aplicarle después una rebaja al comprador. Es una buena estrategia de venta debido a que la mayoría de personas que te pregunten por el coche te pedirán algún tipo de descuento de buenas a primeras.

Además, el precio variará en función de la prisa que tengas para vender tu coche. Por ello, desde Traspacar te aconsejamos que no hables de esa gran necesidad con el interesado. Cuanta menos necesidad tengas o muestres de vender tu coche rápido, menos te apretarán los posibles compradores con el precio.

Otro de los pasos que puedes seguir a la hora de fijar el precio de tu coche es consultar las tablas de valores que publican varias webs para conocer el precio medio de tu vehículo.

4. Anuncia el coche en las plataformas de Internet

La mejor manera de vender un coche es anunciarlo a través de las múltiples páginas, plataformas y aplicaciones que existen de venta de coches de segunda mano.

Para ello, deberás hacerlo con una buena descripción y fotos de buena calidad. Por favor, no hagas fotos al coche recién lavado, que el agua del suelo te delatará y ello denotará dejadez.

Vender un coche de segunda mano: Hazle fotos bonitas a tu coche
Vender un coche de segunda mano: La imagen que das de tu coche en el anuncio es crucial para tener éxito en tu venta

La imagen que demos en nuestra descripción y en las fotografías dará mucha información al posible comprador de nuestra personalidad y nuestra forma de hacer, algo que le puede dar pistas de cómo ha sido tratado el coche.

Publica fotografías de tu coche desde diferentes ángulos y no olvides de mostrar el estado del motor y el interior del habitáculo.  Antes, limpia bien el coche (y espera a que se seque para realizar las fotos) para que el comprador se lleve una mejor impresión.

En este punto, hay que destacar que cuantos más detalles muestres del coche y en mejor estado estén, siempre tendrás más posibilidades de llamar la atención del comprador.

¡Ah! Intenta publicar fotos recientes, ya que una variación del color de la pintura o algún otro elemento pueden hacer que el comprador, cuando vea el coche en persona, quede descontento y pida una rebaja del precio.

En cuanto al texto con el que vas a acompañar las fotografías de tu anuncio, debes pensar en lo que te gustaría saber del coche si fueras tú el interesado: Modelo, año de primera matriculación, si ha tenido varios propietarios, si ha dormido en la calle o en el garaje, si ha sufrido grandes reparaciones, si necesita alguna mejora y el motivo de la venta, entre otras muchas cuestiones.

Cuantos más detalles des, más confianza ofrecerás al posible comprador. Y sobre todo, no hagas faltas de ortografía, por favor, ya que ello indica dejadez.

¡Que tu familia y amigos te ayuden!

Aprovecha el poder de las redes sociales para anunciar la venta de tu coche y pide ayuda a tus amigos. Ellos serán los que mejor hablen de tu vehículo para dar confianza a sus amistades de que pueden comprar un coche que viene de alguien de fiar.

En cuanto al anuncio en plataformas, valora también la posibilidad de invertir algo de dinero en dichas páginas web o aplicaciones para que tu anuncio esté mejor posicionado. Así, si te interesa venderlo rápido, podrás conseguir un mayor número de visitas en tu anuncio. Aunque generalmente, con el sistema gratuito no deberías tener problemas para que haya gente interesada de forma veloz.

5. Cita con el posible comprador

El comprador te pedirá quedar para ver el vehículo en persona. Para vender un coche de segunda mano, pon todas las facilidades para que el encuentro sea lo más agradable posible.

Enséñale el coche, dale toda la información que te pida en cuanto a su estado y uso, y otro de los consejos que suele servir es dejarle probar el coche a la persona interesada para que sienta realmente cómo va. Será una buena forma para vender un coche de segunda mano.

Vender un coche de segunda mano: Todos los pasos clave
Vender un coche de segunda mano: ¿Qué hacer cuando le enseñas el coche al posible comprador?

Además, no te opongas a la proposición que te harán muchos de los interesados: llevar el coche a un taller de su confianza para que le hagan una revisión rápida. Accede sin dudarlo, ya que ello indica que confías en tu coche y en su estado.

6. Los trámites

Cómo vender un coche de segunda mano: No olvides de rellenar el contrato de compraventa y de comprobar que tienes los documentos en regla
Cómo vender un coche de segunda mano: No olvides de rellenar el contrato de compraventa y de comprobar que tienes los documentos en regla

Por último, para vender el coche necesitarás realizar una serie de trámites y gestiones:

  1. Contrato de compraventa firmado por vendedor y comprador.

  2. Tienes un período de 10 días para realizar la notificación de venta a la DGT, algo que puedes hacer en Traspacar. De esta manera, acreditarás que has vendido tu coche y te evitarás ser responsable de multas o posibles infracciones del nuevo conductor si éste todavía no ha realizado el cambio de nombre del coche.
  3. Cerciorarte de que el comprador ha hecho el cambio de nombre del coche en la DGT.

    Si no quieres perder tiempo, el cambio de nombre del coche se puede hacer de forma online, sin moverte de casa y de forma rápida, a través de Traspacar.
  4. Contrata un seguro de garantía mecánica. El seguro de garantía mecánica puede sacarte de un problema si el comprador, en un período máximo de 6 meses, te pide que te hagas cargo de unos daños ocultos en el coche o futuros contratiempos que tenga el conductor con alguna pieza del vehículo.