Conoce los 4 campos que hay que analizar antes de realizar el cambio de nombre de un coche

Uno de los pasos que debemos realizar al comprar un coche de segunda mano es el del cambio de nombre del vehículo, es decir, realizar el cambio de titularidad del coche u moto que queramos comprar. Se puede hacer de varias maneras, como a través de la DGT, pero si quieres ahorrarte mucho tiempo y hacerlo de forma fácil, rápida, sin moverte de casa y sin complicaciones, lo podrás realizar a través de Traspacar.

No obstante, para realizar el cambio de nombre de un coche deberás tener en cuenta que el vehículo deberá cumplir todos los requisitos que pide la DGT para cumplir con dicho trámite, ya que en el caso contrario, no se podrá realizar. Por ello, con el objetivo de que puedas cumplir con la gestión sin problemas y tengas todo a punto para hacerlo, en Traspacar te detallamos los casos en los que no podrás hacer el cambio de nombre. Y es que a veces, una cosa tan sencilla como que el propietario anterior no haya pagado el impuesto de circulación del ayuntamiento, nos impedirá realizar dicho trámite.

Lo primero que hay que destacar es que a la hora de comprar un vehículo de segunda mano es sumamente importante que antes pidas un informe de vehículo de la DGT del coche u moto que quieras comprar. En él podrás acceder a múltiples datos de la vida útil del vehículo que te harán conocer mucho más el coche u moto que vas a comprar, para poder así confiar más en aquello que vas a comprar y en su vendedor. Pero en el caso del objeto de este artículo, será clave consultar el apartado ‘limitaciones de disposición’.

En esta sección de ‘limitaciones de disposición’ estarán detallados los motivos por los que no se puede realizar el cambio de nombre del coche al que corresponda el informe de la DGT consultado, que puede deberse a varios motivos que detallaremos a continuación. No sin antes apuntar que deberemos consultar otra sección de dicho informe, la de ‘incidencias’, y es que si en dicho apartado encontramos una incidencia del tipo ‘Denegatoria’, también podremos encontrarnos ante una complicación para realizar el cambio de nombre.

Antes de detallar los motivos más comunes por los que la DGT niega la realización del cambio de titularidad, hay que recordar que deberemos acudir a la DGT o realizar dicho trámite a través de Traspacar, pero siempre siendo conscientes de que el vehículo dispone de todos los documentos necesarios, así como la identificación del vendedor y comprador, y poder presentar el contrato de compravenda.

Si tienes más dudas de cómo realizar el cambio de nombre, puedes consultar todos los pasos a realizar en Traspacar.

Cambio de nombre coche online, en Traspacar,
Cambio de nombre coche online, en Traspacar. La forma más rápida, segura y sencilla de realizar el cambio de titularidad de tu coche o moto

Motivos por los que no se puede realizar el cambio de nombre de coche:

Impagos de IVTM

Si el coche o moto que queremos cambiar de nombre tiene impagos como el impuesto de tracción mecánica del ayuntamiento, no podrá ser transferido hasta que el vendedor haya pagado debidamente el impuesto que consta como impagado. El ayuntamiento, por dicho impago, habrá bloqueado el vehículo y para que se pueda realizar el cambio de nombre se tendrá que pagar este impuesto y pedir al ayuntamiento el correspondiente desbloqueo.

En el caso de que el titular del vehículo tenga multas pendientes, cabe remarcar que desde que mayo de 2010, la legislación de Tráfico indica que no se podrá realizar el cambio de titular de un vehículo que tenga 4 o más multas graves o muy graves.

Hay que destacar que, como indicamos en el inicio del artículo, tanto el impago del impuesto como el de las multas aparecerá detallado en el informe de la DGT, por lo que si pedimos dicho documento antes de realizar la compra, podremos pedir al vendedor que liquide dichas deudas antes de que nos dispongamos a realizar el trámite de cambio de titular.

En este punto hay que dejar claro también que las multas nunca pasarán a ser responsabilidad del nuevo titular y seguirán estando relacionadas con el conductor que cometió la infracción.

Embargos y precintos

En el caso de que nos encontremos con que el coche que queremos comprar esté embargado, hay que destacar que sí se puede realizar el cambio de nombre pero el comprador y nuevo propietario deberá especificar que es consciente de que será el nuevo titular de un coche que está embargado. Para hacerlo, el comprador deberá presentar un documento firmado en el que figure que es sabedor de dicho embargo.

Lo mismo sucederá con los precintos.  La DGT permitirá realizar el cambio de nombre, pero en este caso, la Jefatura de Tráfico no emitirá un nuevo permiso de circulación y además informará a la autoridad que haya dictado el precinto de la identidad y domicilio del nuevo titular del vehículo, que deberá cancelar el precinto para que le puedan emitir el nuevo permiso de circulación, obligatorio para circular.

Cambio de nombre coche: Problemas con la ITV

Si el coche que queremos comprar y cambiar de nombre tiene la ITV caducada, se podrá realizar el cambio de titularidad pero no se expedirá un nuevo permiso de circulación hasta que no se pase la correspondiente Inspección Técnica de Vehículos, obligatoria para circular. 

Cambio de nombre coche: Reserva de dominio

Otro de los puntos que también vendrán detallados en el informe de la DGT es el de la reserva de dominio, puesto que en este documento podremos ver si el coche tiene alguna reserva, leasing, renting o hipoteca mobiliaria que nos impidan realizar la transferencia del vehículo. Y es que si un vehículo tiene reserva de dominio, no se podrá realizar el cambio de nombre hasta que esta reserva no esté cancelada.

¿Qué es una reserva de dominio? Es un término muy desconocido pero a la vez muy común, y es que está directamente asociado a los coches que han sido financiados por una entidad bancaria. La reserva de dominio es una acción legal en la que el vendedor se reserva la propiedad sobre el objeto vendido. Es decir, la entidad bancaria o financiera no cederá los plenos derechos del coche en cuestión hasta que no se haya pagado todo el dinero de la financiación. Así pues, no se podrá cambiar de nombre un coche hasta que no se cancele dicha reserva.