¿Cómo pagar el impuesto de circulación? ¿Es obligatorio? ¿Quién lo debe hacer? La respuesta a tus preguntas, en este artículo de Traspacar

En el blog de Traspacar ya hemos detallado en alguna ocasión todos los documentos obligatorios que hay que llevar en un vehículo para poder circular, pero en esta ocasión nos centramos en un impuesto que todo titular de coche o moto está obligado a pagar para poder circular: el impuesto de circulación, llamado de forma oficial como impuesto sobre vehículos de tracción mecánica (IVTM). ¿Cómo pagar el impuesto de circulación de tu coche o moto? En este artículo de Traspacar te damos todos los detalles.

El impuesto de circulación: pago obligatorio

Para circular, todos los conductores tienen la obligación de haber abonado cada año este impuesto correspondiente al ayuntamiento en el que está inscrito el coche o moto en cuestión.

No obstante, como ya comentamos anteriormente en este blog, desde hace varios años que no es obligatorio llevar encima el justificante de pago de dicho impuesto para circular.

Así, mientras el vehículo esté dado de alta en la DGT, todo propietario de vehículo debe pagar el impuesto de circulación de su coche o moto una vez al año.

A veces surgen dudas sobre cómo pagar el impuesto de circulación. Por ello, en este blog de Traspacar te explicamos todos los detalles.

¿Cómo pagar el impuesto de circulación? Varias opciones

Generalmente, el titular de un coche o moto recibe en su casa una carta del ayuntamiento que recuerda de la obligatoriedad del pago del impuesto de circulación del vehículo.

En dicha carta, generalmente aparece un código de barras con el que realizar el pago a través de un cajero automático, aunque en muchas ocasiones, llamando al ayuntamiento correspondiente (a Hacienda de la localidad) se puede abonar de forma telefónica o te pueden indicar la forma para hacerlo de forma telemática.

En caso de no que no se pueda pagar el impuesto de circulación de forma telemática o telefónica, el titular del vehículo deberá dirigirse al ayuntamiento para realizar dicho pago.

En muchas ocasiones, cuando el titular de un coche o moto se cambia de domicilio y no lo ha acreditado, el ayuntamiento enviará dicha notificación a la antigua dirección.

Pero en este caso, hay que recordar que ello no exime al titular del pago del impuesto, ya que con el cambio de año, el titular debe saber que debe abonar un nuevo impuesto. Así pues, en caso de que no le haya llegado la notificación, deberá contactar con su ayuntamiento para realizar el pago.

Opciones para pagar el impuesto de circulación

  • A través de un pago en una entidad bancaria, usando el código de barras de la carta que envía el ayuntamiento al domicilio del titular o ingresando el dinero al número de cuenta facilitado
  • Llamando al ayuntamiento: muchas localidades dan la opción de pagar el impuesto de circulación de forma telefónica o telemática
  • Domiciliar el recibo

En este caso, en Traspacar aconsejamos domiciliar el recibo del impuesto de circulación en una cuenta bancaria del titular del vehículo, puesto que así el Ayuntamiento podrá cargarlo directamente sin necesidad de que el titular del vehículo tenga que hacer nada.

¿Cuándo se debe pagar el impuesto de circulación?

El impuesto de circulación tiene una validez de entre el 1 de enero al 31 de diciembre del año siguiente y el conductor debe saber que está totalmente obligado a abonarlo año a año para poder circular con su coche o moto. No hay una fecha exacta de pago del impuesto de circulación en España, ya que depende de cuándo decida aplicar su tarifa correspondiente cada Ayuntamiento.

¿Cuánto cuesta el impuesto de circulación?

La tasa del impuesto de circulación varía en función de cada municipio. Además, el coste de dicho impuesto varía en función delas características del coche o moto, con una mayor tasa aplicada a los vehículos que contaminan más.

En este punto hay que destacar que las bonificaciones para el impuesto de circulación se aplican hasta el 100% para vehículos históricos de más de 25 años, algo para lo que es necesario que el coche o moto esté matriculado como vehículo histórico en la Jefaturta de Tráfico.

Se aplica el 75% de bonificación en función del carburante que usa el vehículo, la potencia de su motor y tipología y su impacto ambiental, y es que en algunas grandes ciudades, los vehículos eléctricos, híbridos o enchufables pueden aprovecharse de una rebaja de hasta el 75% en el impuesto de circulación.

Pagar el impuesto de circulación de coche o moto en Madrid: tarifas
Ejemplo de tarifas de Madrid para pagar el impuesto de circulación de coche o moto

Además, se aplica el 50% de bonificación para vehículos matriculados en Ceuta y Melilla.

¿Qué sucede si no pagas el impuesto de circulación?

Como hemos dicho, es obligatorio pagar el impuesto de circulación cada año, por lo que si no lo pagas, recibirás una nueva notificación con un recargo por impago.

¿Qué pasa si sigues sin pagar el impuesto de circulación? No recibirás ninguna multa por ello, pero las notificaciones del ayuntamiento seguirán y los recargos aumentarán, y si la deuda acumulada supera los 500 euros, el ayuntamiento podría llegar a embargarte el coche o moto, la cuenta bancaria u otros bienes para saldar la deuda.

Además, si no pagas el impuesto de circulación debes saber que tampoco podrás vender tu coche o moto debido a que no podrás realizar el cambio de nombre de coche o moto ni realizar la notificación de venta. El impuesto de circulación debe estar pagado debidamente para poder tramitar un nuevo permiso de circulación con los datos del comprador.

Por si esto fuera poco, el no haber pagado el impuesto de circulación también te puede conllevar problemas con tu aseguradora en caso de un siniestro total, puesto que es uno de los tramites que deben estar en regla en un vehículo para circular.

Problemas si no pagas el IVTM

  • Recargo en el impuesto en posteriores notificaciones
  • Riesgo de embargo de cuenta, coche, moto u otros bienes por parte del ayuntamiento si la deuda acumulada supera los 500 euros
  • Posibles problemas con aseguradora en caso de siniestro total
  • No podrás vender el vehículo ya que no se puede hacer el cambio de nombre de coche o moto sin el abono de dicha tasa

¿Quién debe pagar el impuesto de circulación?

Aunque el conductor habitual de un vehículo no sea el titular del coche o moto, la responsabilidad de pagar el impuesto de circulación será únicamente del titular del vehículo.

Hay que recordar que el titular del vehículo aparece en el permiso de circulación del coche o moto, uno de los documentos obligatorios que hay que llevar encima para poder circular.

En este sentido, si una vez abonado el impuesto de circulación quieres vender tu vehículo, al realizar el cambio de nombre del coche o moto, el responsable del pago del impuesto de circulación será el nuevo titular que aparezca en el nuevo permiso de circulación.