Muchos son los usuarios que aman los coches extranjeros y en lugar de comprarlo en los concesionarios presentes en España prefieren lanzarse a la aventura de comprarlo en su país de origen. En muchas ocasiones, allí pueden encontrar mejores precios y por ello deciden viajar para importarlo a España. No obstante, hay que tener en cuenta múltiples factores para decidirse por esta opción. ¿Cómo importar un coche extranjero? Hay que pensar en cosas como la documentación, matriculación, transporte y costes. En este blog de Traspacar te detallamos todos los pasos a realizar.

1. Traer el coche a España

Lo primero que deberás decidir será la manera en la que prefieres traer el coche de su país de origen hasta España. Puedes estudiar varias formas: tren, barco o traerlo por carretera. En función del coste y los kilómetros de distancia, escoge la opción que mejor te convenga.

En este sentido, hay que destacar que la opción por la que opta la gran mayoría de personas que decide importar un coche de Alemania, Francia o Italia es la de conducirlo uno mismo por carretera hasta España. Eso sí, para ello necesitarás que el coche ya esté matriculado en su país de origen. Y una vez en España, deberás preocuparte por la documentación necesaria para matricular el vehículo.

2. La ITV, factor clave

Al importar un coche extranjero, antes de empezar los trámites para conseguir matricular tu vehículo en España, debes tener muy en cuenta que por mucho que tenga los papeles en regla de su país de origen, lo primero que debes hacer es pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) en una estación española.

¿Por qué debes pasar la ITV al importar un coche exranjero antes de tramitar el resto de la documentación? La respuesta es sencilla: Primero, lo debes hacer porque haberla pasado en el país de origen no te exime de la obligación de pasarla en España, y segundo, porque para conseguir la matrícula y el Permiso de Circulación correspondiente de tu vehículo es necesario acreditar que has superado la prueba de la ITV en España.

Para importar un coche extranjero y pasar la ITV en España necesitarás presentar la documentación del coche del país de origen:

1. Permiso de circulación

2. La ficha técnica original

3. Si el coche tiene una homologación CE, habrá que acreditarlo con una ficha reducida o un certificado de conformidad CE.

En todos estos casos, habrá que presentar dichos documentos o sus equivalentes en sus países de origen.

Alemania es uno de los países más comunes de los que importar un coche extranjero a España
Alemania es uno de los países más comunes de los que importar un coche extranjero a España

3. Importar un coche extranjero: Matricularlo en España

Una vez traído el coche a España y pasada la correspondiente ITV en una estación española, el siguiente paso será iniciar el proceso de matriculación de vehículo importado. Recuerda que antes de iniciar un largo proceso de matriculación por tu cuenta, puedes matricular tu vehículo importado online desde tu casa, de forma sencilla y rápida, a través de Traspacar.

Lo primero que debes hacer para matricular tu coche importado del extranjero será completar el modelo 576 y abonar el Impuesto Especial sobre Determinados Medios de Transporte.

Junto al modelo 576, deberás presentar también otro documento que variará en función de la procedencia del vehículo:

  1. Si se trata de un coche nuevo comprado dentro de la Unión Europea, puedes presentar en Hacienda el modelo 300 (pago de IVA) o si es un coche de segunda mano procedente de la UE, deberás presentar el modelo 309 (Impuesto de Transmisiones Patrimoniales para vehículos de segunda mano comprados a particulares).
  2. Por su parte, si el vehículo proviene de fuera de la UE, cuando pases la ADUANA te entregarán el DUA (Documento Único Administrativo), que habrá que presentar en Hacienda junto a los modelos 300 o 309.

Una vez presentados todos los documentos a Hacienda, el siguiente paso será abonar el Impuesto de Circulación en el Ayuntamiento en el que estés empadronado, y una vez pagado, deberás empezar los trámites con la DGT.

4. Trámites de matriculación a través de la DGT:

Si no optas por evitarte todo el papeleo a través de profesionales gestores como Traspacar, deberás pedir cita previa para acudir a la DGT con todos los papeles del vehículo, tu identificación y todos los impresos presentados en la Agencia Tributaria.

Una vez allí, deberás abonar el Impuesto de Matriculación y finalizar el trámite para posteriormente poder comprar las matrículas de tu vehículo y colocarlas.

Para importar un coche extranjero y matricularlo necesitarás una serie de documentos clave:

  1. Documentación del vehículo: Ficha técnica, certificado de conformidad en el que se indica que el coche cumple con los estándares europeos de calidad y medio ambiente.
  2. Contrato de compraventa que justifique la transacción. En el caso de comprar un coche de segunda mano a un particular, debes acortarte de presentar una fotocopia de su Pasaporte y detallar su lugar de residencia y teléfono. Y una cosa importante que muchos no saben: Si los documentos están en el idioma del país de origen, deberás presentar una traducción jurada al español de todos.

¿Cuánto dinero cuesta importar un coche extranjero?

Es difícil calcular un coste concreto de importar un coche extranjero. Dependerá en gran medida por si decides traer tu coche a España mediante un servicio de transporte profesional (tren, camión, barco) o si puedes conducirlo tú hasta España, algo que solo podrás hacer si el coche ya está matriculado y con los papeles en regla en su país de origen. En ese último caso, el coste será la suma de los gastos de gasolina y lo que necesites para el viaje.

Importar un coche extranjero conlleva bastantes costes que hay que analizar para ver si nos sale a cuenta
Importar un coche extranjero conlleva bastantes costes que hay que analizar para ver si nos sale a cuenta

A ello hay que sumarle el coste de la ITV, gastos mecánicos en caso de que sura alguna avería que te impida pasar la ITV, los diferentes impuestos a pagar en Hacienda y en la DGT, el Impuesto de Circulación del Ayuntamiento, el valor de las placas de matrícula y el coste de colocación de las mismas en caso de que no sepas cómo ponerlas.

Además, a ello podríamos añadirle el coste de la traducción de los documentos jurados en caso de no tenerlos en castellano, como por ejemplo el de compraventa.

Así pues, teniendo en cuenta todos estos gastos y el trabajo que te puede suponer importar un coche extranjero, es importante que veas claramente que el precio del vehículo en comparación a comprarlo en España supone verdaderamente una gran rebaja.

El coste total de los procedimientos anteriormente descritos podría ser de unos 1.500 euros en total o incluso más.

Así pues, piénsatelo bien antes de decidir importar un coche extranjero. Si el precio del coche te permite ahorrar mucho dinero, importar podría ser una gran opción, pero no siempre lo es.