La normativa de circulación en estado de alarma se ha visto afectada por las circunstancias a causa del coronavirus o COVID-19. Si te encuentras en la situación de tener que circular con tu vehículo y no sabes si podría acarrear una infracción. Te explicamos en este artículo las diferentes restricciones que se han fijado a propósito del estado de alarma.

Declaración del Estado de Alarma

El pasado 14 de marzo, el presidente del Gobierno de España decretó el estado de alarma. El motivo fue la rápida y pronta expansión del coronavirus (COVID-19). Un aumento abrupto en el número de infectados obligó al presidente Pedro Sánchez y a sus ministros a restringir la circulación de personas.

Establecimientos minoristas de productos o servicios no esenciales cerrado. Así como escuelas y universidades, fábricas o centros culturales entre otros. También gran parte de servicios de la administración pública. Entre ellos, la DGT y sus jefaturas de tráfico.

No fue hasta dos semanas más tarde, cuando las restricciones también se aplicaban a las actividades laborales no esenciales. Estas actividades fueron determinadas por el gobierno el pasado 29 de marzo y se pueden consultar en el Boletin Oficial del Estado Real decreto ley 10/2020.

Un llamamiento, “quédate en casa”, para frenar esta expansión y aplanar la curva de infectados y víctimas mortales del virus. De esta manera, y fruto de estás restricciones, el tráfico de vehículos se ha visto directamente afectado e influenciado por las medidas decretadas. La normativa de circulación en estado de alarma establece las claves. El pasado 20 de marzo se realizó una nueva orden del BOE, en relación al Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, en el que se declara el estado de alarma para la gestión de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

En este orden se establece qué vehículos pueden circular y cuales no así como las restricciones bajo las que tienen que hacerlo.

¿Qué tipo de vehículos pueden seguir circulando?

Información oficial del Boe

Estos son los vehículos o circunstancias en las que está permitida la circulación, según el BOE:

1) Los de transporte sanitario y asistencia sanitaria, pública o privada, los de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, los de protección civil y salvamento y los de extinción de incendios.

2) Los que transporten a personal de mantenimiento o técnicos de reparación de instalaciones o equipamientos sanitarios.

3) Los de distribución de medicamentos y material sanitario.

4) Los destinados a la distribución de alimentos.

5) Los de las Fuerzas Armadas.

6) Los de auxilio en carretera.

7) Los de los servicios de conservación y mantenimiento de carreteras.

8) Los de recogida de residuos sólidos urbanos.

9) Los destinados al transporte de materiales fundentes.

10) Los destinados al transporte de combustibles.

11) Los destinados a la producción, comercialización, transformación y distribución de productos agrícolas, ganaderos y pesqueros, y sus insumos; a la producción, distribución alquiler y reparación de equipos y maquinaria para la agricultura, la pesca, la ganadería, y su industria asociada, y al transporte y tratamiento de residuos y subproductos agrícolas, ganaderos y pesqueros, y de la industria alimentaria.

12) Los destinados al transporte de mercancías perecederas, entendiendo como tales las recogidas en el anejo 3 del Acuerdo Internacional sobre el transporte de mercancías perecederas (ATP) así como las frutas y verduras frescas, en vehículos que satisfagan las definiciones y normas expresadas en el anejo 1 del ATP. En todo caso, la mercancía perecedera deberá suponer al menos la mitad de la capacidad de carga útil del vehículo u ocupar la mitad del volumen de carga útil del vehículo.

13) Los destinados a la fabricación y distribución de productos de limpieza e higiene.

14) Los de la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos, S.A.

15) Los fúnebres.

16) Los utilizados por las empresas de seguridad privada para la prestación de servicios de transporte de seguridad, de respuesta ante alarmas, de ronda o vigilancia discontinua, y aquellos que resulte preciso utilizar para el desempeño de servicios de seguridad en garantía de los servicios esenciales y el abastecimiento a la población.

17) Otros vehículos que, no estando incluidos entre los anteriores, los agentes encargados del control y disciplina del tráfico consideren, en cada caso concreto, que contribuyen a garantizar el suministro de bienes o la prestación de servicios esenciales para la población.

Fuente: BOE

¿En qué casos puedo circular con mi vehículo particular?

Es posible que nuestro vehículo no forme parte de ninguna de las categorías anteriores y se trate de un vehículo particular. En ese caso, la normativa de circulación en estado de alarma permite circular en las siguientes situaciones:

1. Para adquirir alimentos, productos farmacéuticos o productos de primera necesidad.

2. Para desplazarte a centros sanitarios.

3. Desplazamientos hasta el lugar de trabajo (en el caso de productos o servicios esenciales).

4. Para volver al lugar de residencia.

5. En caso de tener que asistir a personas mayores o dependientes.

6. Desplazamientos a entidades financieras o de seguros.

7. Cualquier situación que pueda ser interpretada como “de fuerza mayor”.

Multas y penas de cárcel por el incumplimiento de la normativa de circulación en estado de alarma

Las fuerzas de seguridad del estado realizan controles para que estas restricciones se respeten durante el estado de alarma.

normativa-de-circulacion-en-estado-de-alarma

Si no te encuentras en ningún caso o circunstancia de las anteriores, circular con el vehículo puede suponer graves infracciones económicas o incluso penas de prisión.

El incumplimiento de la normativa de circulación en estado de alarma puede suponer una multa de entre 100 y 600.000 euros. Dependiendo de la gravedad, incluso puede llegar a penas de prisión de entre tres meses y un año.