Este verano, la DGT va a realizar varios operativos especiales de control en las carreteras españolas para la ‘Operación Salida, ‘Operación Retorno’ y otros días clave marcados en el calendario. En ellos, se pondrá especial atención durante todos el mes de julio y agosto en infracciones que en muchas ocasiones derivan de descuidos que se pueden evitar muy fácilmente. No solo deberás estar pendiente de los radares fijos y móviles y de no exceder la velocidad permitida, sino que también deberás tener mucho cuidado con otros aspectos que parecen secundarios, pero que pueden afectar a la conducción y provocar accidentes. En este artículo de Traspacar hablamos de las multas en verano más comunes y cómo evitarlas. Para ello, repasamos las principales infracciones que se repiten durante estos días y en el periodo vacacional.

Al margen del exceso de velocidad, entre las multas en verano más comunes por aparcar mal tu vehículo o aquellas relacionadas con el consumo de alcohol, la DGT controlará muchas otras cosas.

La DGT no solo ha aumentado los radares móviles, sino que también ha incrementado el número de cámaras de control de uso del cinturón y uso de móvil al volante, y contará con 39 drones y 12 helicópteros para vigilar el comportamiento de los conductores. Por ello, debes tener mucho cuidado con las siguientes acciones para no hacerlas. Algunas de ellas tan aparentemente inofensivas y normales como conducir con chanclas al irte de la playa.

Chanclas, tacones o vestimenta inadecuada, multas en verano que hay que evitar

Hay una frase que dice que ‘la vida se vive mejor en chanclas’. Puede ser cierta, pero siempre que no conduzcas, ya que está prohibido hacerlo con un calzado que no sea adecuado. Según la DGT, conducir en chanclas, sandalias o tacones podría suponer suponer un peligro para la seguridad, ya que podría impedir que el conductor estuviera cómodo al volante, cometiendo así algún error en carretera.

Parece una obviedad y, pese a que ya hace tiempo que la DGT insiste en este aspecto, conducir en chanclas, tacones o con una vestimenta inadecuada sigue siendo una de las multas en verano que más se repiten.

Seguro que te ha pasado que has acudido a la playa y al marcharte te has olvidado de ponerte las bambas o los zapatos. O por ejemplo, si has salido a cenar de noche, y te has montado en el coche con los tacones escogidos para la ocasión.

Según la DGT, los agentes pueden poner una multa de hasta unos 80 euros por este tipo de infracción pese a que no esté dentro del reglamento. Puedes evitarla fácilmente llevando unas bambas dentro del maletero que te sirvan para conducir. No es algo que te suponga un gran esfuerzo y siempre puede evitarte una multa.

En este sentido, también es probable que en un día de mucho calor, o que vengas de la playa o la piscina, pienses en conducir sin camiseta o en bikini. Evítalo. Los agentes de Tráfico te podrían multar porque conducir sin la ropa adecuada multiplica el riesgo de accidente y los daños que puedes tener en caso de incidente.

Tocar el GPS o el teléfono mientras conduces

Otro las multas en verano más típicas es la de usar el GPS o el móvil mientras conduces.

Muchos, aún pueden estar equivocados pensando que solo pueden multarle si está llamando, sujetando el móvil en su oreja. Pero no es así. También puedes ser multado por sujetar el móvil sin usarlo, o tocando la pantalla con el móvil en el salpicadero. Y lo mismo vale para el GPS, aparato que hay que configurar siempre antes de iniciar el viaje y no mientras estás circulando. La Ley de Tráfico y Seguridad Vial prohíbe claramente el uso de dispositivos que puedan distraerte de la conducción.

Multas en verano más comunes: Entre ellas, se encuentra el manipular el móvil mientras se conduce
Multas en verano más comunes: Entre ellas, se encuentra el manipular el móvil mientras se conduce

Para evitar este tipo de multas en verano y en cualquier estación del año, te aconsejamos que configures el viaje del GPS antes de arrancar. Y en el caso del móvil, un ‘truco’ fácil es entregarlo a tu copiloto en caso de que no viajes solo para que sea él el que pueda contestar por ejemplo a tus whatsapps sin que apartes la mirada de la carretera. Y si no, espérate a terminar tu viaje o párate en una estación de servicio para poder contestar. Pero, de verdad., ¿no puedes aguantar un viaje sin estar pendiente del teléfono?

¿Se puede fumar mientras conduces?

La DGT quiere acabar con todo tipo de distracciones al volante. Un segundo sin mirar la carretera se puede convertir en muchos metros circulados, y ello puede multiplicar el riesgo de accidente. Por ello, también debes ir con cuidado a la hora de fumarte un cigarrillo.

En el último de los casos, hay que destacar que fumar conduciendo no está tipificado como una infracción, pero atención: Si un agente de Tráfico te ve fumando mientras conduces y considera que el hecho de fumar está distrayéndote de la conducción, poniendo así en riesgo la seguridad vial, sí puede sancionarte.

Multas en verano más comunes: Por desgracia, muchos conductores siguen lanzando colillas por la ventanilla, algo que está tipificado como una infracción muy grave
Multas en verano más comunes: Por desgracia, muchos conductores siguen lanzando colillas por la ventanilla, algo que está tipificado como una infracción muy grave

En caso de que seas fumador, el mejor consejo es fumar antes y después del viaje, o realizar paradas para ello como en un área de servicio.

Pero si no puedes esperar, debes asegurarte de no separar las manos del volante y que el acto de fumar no suponga una distracción. Además, debes recordar que una de las multas en verano más habituales es para aquellos conductores que lanzan las colillas por la ventanilla. Esta acción está considerada como muy grave y puede suponer la pérdida de cuatro puntos y una sanción económica de hasta 200 euros.  Todo ello, porque podrías poner en peligro a otros conductores, como motoristas y ciclistas, e incluso generar incendios.

¿Comer o beber conduciendo? Muchas multas en verano

Por otra parte, en cuanto al comer y beber mientras conduces, lo mejor también es realizar paradas durante el viaje para ello y no olvidarse de la importancia de hidratarse debido al calor. Lo mejor es evitar beber y comer mientras circulas, ya que puede originarte una distracción. Por ejemplo, si bebes, tendrás que levantar la cabeza, y ello te quitará visión, algo que podría aumentar la distancia de reacción ante un posible peligro o incidente.

Así lo indica el artículo 18.1 del Reglamento de Circulación.  “El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía».

«A estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la adecuada colocación de los objetos o animales transportados para que no haya interferencia entre el conductor y cualquiera de ellos”, prosigue el texto. No habla de no comer, pero el hecho de comer, beber o fumar, pueden hacer que incumplas este artículo.

Sin ir más lejos, hubo un caso que se hizo viral en redes el año pasado de una persona que fue multada con 80 euros por “conducir un vehículo sin mantener la atención permanente en la conducción. Circula portando una magdalena en la mano izquierda comiéndosela mientras conduce”, como indicaba la denuncia. Las madalenas le salieron muy caras.

Remolques y caravanas

Un tipo de viaje que se está poniendo cada vez más de moda, especialmente tras la explosión de la pandemia, es la de viajar en grupo en caravanas o hacer viajes con remolque dentro de España. Es un muy buen plan, pero si no lo haces de la forma correcta, puedes tener multas en verano.

Una de las multas en verano más repetidas es la de conducir una caravana o un vehículo con remolque sin tener los papeles en regla o sin haberte preocupado antes de asegurarte que podías conducir un vehículo de estas características. Puedes evitar estas multas en verano y en otros momentos del año, revisando que cumples con todos los requisitos para viajar sin infringir la normativa.

Por ejemplo, si alquilas una caravana sin tener permiso para conducirla o si la conduces sin que haya pasad la ITV, la multa podría llegar a ser de 200 euros.