Si te vas a comprar un coche, una de las cosas en las que deberás pensar inmediatamente será en la contratación de un seguro. Es normal que al consultar múltiples pólizas de diferentes empresas, tengas dudas. Elegir seguro de coche debe ser algo muy meditado. ¿Qué tipo escoger y qué diferencias hay entre ellos? En Traspacar te ayudamos con esta difícil elección explicándote los diferentes tipos de pólizas que hay en este artículo.

Tramitar seguro de coche ahora rápidamente

Lo primero que debes saber es que puedes tramitar tu seguro de vehículo en Traspacar de la forma más rápida y totalmente online. De esta manera, sin salir de casa, podrás contratar la póliza de seguro de tu coche  en menos de 5 minutos, evitándote desplazamientos y colas, con un proceso sencillo y totalmente telemático.

Puedes elegir seguro de coche y contratarlo de la forma más rápida en Traspacar
Puedes elegir seguro de coche y contratarlo de la forma más rápida en Traspacar
Puedes elegir seguro de coche con múltiples ofertas de las mejores aseguradoras, en Traspacar
Puedes elegir seguro de coche con múltiples ofertas de las mejores aseguradoras, en Traspacar

Tienes que tener en cuenta que la Ley de Tráfico indica que no se puede circular sin tener contratada una póliza de vehículo bajo ninguna circunstancia en las carreteras españolas. Tampoco podrás conducir tu vehículo si no lo tienes en regla y ya ha caducado. De lo contrario, estarás infringiendo la ley y ello supondrá una sanción de entre unos 600 euros a unos 3.500 euros dependiendo del tipo de vehículo y permiso de conducir.

En caso de que te compres un coche de segunda mano, es importante que contrates un seguro, pero a su vez, no te olvides de pedir el Informe DGT online para evitar problemas. También puedes tramitar el cambio de nombre de vehículo online en Traspacar sin perder tiempo y sin desplazamientos.

¿Qué tipos de pólizas de vehículo existen?

Además, existen otras modalidades de seguros de coche con las que disponer de otro tipo de coberturas. A continuación analizaremos qué tipo de seguros de coche existen, cuáles son sus coberturas y cómo podemos sacarles el máximo partido.

Seguro de responsabilidad civil o seguro a terceros

El seguro de responsabilidad civil o seguro a terceros es la vía más económica, ya que cubre la responsabilidad civil del conductor. ¿Qué quiere decir? Pues que en caso de que tengas la culpa en un accidente, cubrirá los daños materiales y/o personales de las otras personas que se han visto implicadas en el incidente. Por ejemplo, hablamos de daños físicos de los tripulantes del otro vehículo o daños materiales del otro coche. En este sentido, también cubrirá los daños que deberás pagar los desperfectos ocasionados en la vía pública. No obstante, no cubrirá los daños de tu propio vehículo ni tus lesiones físicas como responsable del incidente.

Seguro a terceros básico:

Dentro de los seguros a terceros nos podemos encontrar con otro tipo de pólizas con mayores coberturas, como por ejemplo el seguro a terceros básico, que además de la responsabilidad civil del conductor puede incluir varias coberturas como las siguientes:

  • Responsabilidad civil voluntaria: Cubre de mejor forma, por encima delos límites económicos marcados por la ley, la responsabilidad civil respecto a los terceros, como por ejemplo, en caso de alguna indemnización al resto de personas implicadas en caso de que con los límites establecidos por la ley no sea suficiente.
  • Defensa jurídica: Algunas aseguradoras dan la opción de incluir en el seguro a terceros la defensa jurídica, tanto judicial como extrajudicial, que puede originar un accidente con otro vehículo. Esta cobertura suele ofrecer un servicio legal y el pago de los costes asociados al proceso judicial.
  • Asistencia en viaje: Esta cobertura se refiere a la asistencia del seguro en caso de sufrir una avería o accidente en carretera. En caso de querer esta cobertura, cerciórate exactamente de todas las características de esta asistencia. Hay algunas aseguradores que permiten que lleves el vehículo al taller que tú escojas, y otras que te pedirán que las reparaciones las realice un taller en concreto.
  • Daños propios del conductor: También hay aseguradoras que ofrecen una cobertura en su póliza para los daños que se ha hecho el propio conductor.

Seguro a terceros ampliado: ¿Qué coberturas tiene?

Uno de los seguros que más éxito tiene entre los conductores es el de terceros ampliado. Es un seguro básico, pero con mayores coberturas que las detalladas anteriormente. Existen muchos tipos de seguros a terceros ampliado, y en función de la aseguradora, te ofrecerán más o menos facilidades.

El seguro básico se puede convertir en terceros ampliado si decides añadir alguna cobertura que puede ser importante, como la opción de cubrir los daños de tu propio vehículo en caso de accidente, o generalmente, se suele ofrecer la posibilidad de cubrirte ante una situación de robo o rotura de lunas, por ejemplo.

Seguro a todo riesgo

Se trata de una opción más cara, pero que ofrece una mayor cobertura y tranquilidad. Por lo tanto, si te has comprado un coche nuevo o un vehículo de segunda mano de un precio elevado, esta es la mejor opción. Si ya te has gastado mucho dinero en tu coche, no escatimes recursos en tu seguro, ya que cualquier accidente podría acabar con tu situación idílica de haberte comprado el coche de tus sueños.

El seguro a todo riesgo no solo cumple la responsabilidad civil y los daños a terceros, también incluye los daños propios y otros servicios que puede que quieras contratar en función de tu aseguradora.

Elegir seguro de coche a todo riesgo es recomendable en el caso de haberte comprado un coche nuevo o de segunda mano con un coste elevado
Elegir seguro de coche a todo riesgo es recomendable en el caso de haberte comprado un coche nuevo o de segunda mano con un coste elevado

Seguro a todo riesgo con franquicia

La opción de seguro a todo riesgo también está disponible con franquicia. Es decir, esto te permitirá ahorrarte un poco de dinero en el pago anual de tu póliza, pero a su vez, hará que en tu contrato quede claro que deberás pagar un dinero concreto hasta llegar a la franquicia, a partir de  la cual se hará cargo el seguro.

Es decir, imagínate que contratas un seguro con franquicia de 200 euros. Si tienes un accidente y el coste de los daños es de 2000, tú tendrás que pagar los 200 primeros y tu seguro se hará cargo de los 1.800 restantes.

¿Qué seguro de coche elegir?

Tanto si te compras un coche nuevo, como si te decantas por un vehículo de segunda mano o de ocasión, es importante que tengas claro qué tipo de seguro de coche se adapta más a tus necesidades. Para ello, piensa en múltiples factores. Por ejemplo, el valor del coche puede ser clave para tu decisión final. Si tienes un coche de alta gama, o te compras un coche nuevo, lo normal es contratar un seguro a todo riesgo. Por lo contrario, podrías decantarte por un seguro a terceros con coberturas más básicas en caso de que vayas a comprarte un coche de segunda mano de muchos años y muchos kilómetros y un valor menor.