Cuando compramos un coche de segunda mano, tenemos que tener en cuenta el coste extra que supone el traspaso de titularidad. En este artículo explicamos cómo saber cuanto cuesta la transferencia de un coche y qué elementos afectan al precio total del servicio.

Una de las opciones más cómodas para realizar este trámite es acudir a una gestoría especializada. Desde Traspacar, ofrecemos este servicio de cambio de nombre de forma completamente online, ofreciendo al usuario todas las comodidades y facilidades.


La gestión en manos de profesionales

La transferencia de un coche se realiza siempre mediante jefatura de tráfico, por lo que uno de los gastos requeridos es la tasa de la transferencia de la DGT. Esta tasa depende del modelo de vehículo que se desea transferir. En el caso de los coches la tasa siempre es de 54,60€.

Si no se desea gastar tiempo en gestiones y en “papeleo interminable” es recomendable acudir al servicio de profesionales que se dedican a la prestación de estos servicios. Este es el caso de las gestorías, que se encargan de realizar la tramitación y resolver el cambio de nombre del coche. Cada compañía aplica sus propios honorarios. Por este motivo, una opción interesante es acudir a herramientas online cuyo presupuesto es completamente visible sin que implique ningún compromiso.

Cuánto cuesta la transferencia de un coche con Traspacar

Traspacar.com trabaja como una gestoría online. Por lo que el cliente puede iniciar el proceso de cambio de nombre en cualquier momento. Además, a través de un equipo de asesores, puedes consultar todas las cuestiones relacionadas con trámites de vehículos.

La tramitación es 100% online y se ofrece desde el primer momento un provisional para poder circular sin inconvenientes durante toda la gestión.

Si necesitas realizar un cambio de nombre, Traspacar, también dispone de una herramienta gratuita para calcular cuánto dinero cuesta la transferencia de un coche.


El Impuesto de Transmisiones Patrimoniales

cuanto-cuesta-la-transferencia-de-un-coche

También denominado ITP, el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales es un pago que debemos realizar a Hacienda en el momento en que adquirimos el patrimonio de otra persona. Se aplica a la compra de algunos bienes de segunda mano. Por este motivo, si queremos saber cuanto cuesta la transferencia de un coche, es necesario conocer el importe que reclama Hacienda en concepto de Impuesto de Transmisiones Patrimoniales.

En el caso de los vehículos, la liquidación de este Impuesto se realiza a través de la Agencia Tributaria de la Comunidad Autónoma del comprador mediante el modelo que nos aporta Hacienda (620 ó 621).

El precio de este impuesto depende de diferentes factores:

1. El valor inicial del coche

Los vehículos con un valor más elevado deberán pagar un importe superior en concepto de Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. Dentro de este valor se incluye la marca, el modelo, los caballos fiscales o el combustible, entre otros elementos.

Siguiendo esta regla. La transferencia de un coche de lujo es mucho más costosa que la de un coche de gama media o baja.

2. La antigüedad del coche

El BOE establece una tabla en la cual se indica la depreciación que sufren los vehículos a través de los años que van cumpliendo

Fuente: BOE.

Esta tabla aplica un porcentaje de depreciación teniendo en cuenta la antigüedad del vehículo. Cuanto más nuevo es el coche, mayor es el importe que hay que pagar a Hacienda.

Existen excepciones relacionadas con la antigüedad en algunas Comunidades Autónomas. Por ejemplo, en el caso de Cataluña y Navarra, los vehículos con más de 10 años (que no superan los 40.000 euros de valor inicial), no deben pagar este impuesto.

3. El tipo impositivo que se aplica en cada Comunidad Autónoma

Después de aplicar el porcentaje de depreciación en el valor inicial queda el valor venal del vehículo.

Cada Comunidad Autónoma aplica a este valor venal su propio tipo impositivo. Una vez aplicado, el resultado será el importe final a pagar en concepto de ITP.

Para responder a la pregunta cuanto cuesta la transferencia de un coche, debemos saber qué tipo impositivo aplicará Hacienda de nuestra comunidad.

4. El precio de la compraventa

Hay que tener en cuenta que el valor que se fija en el contrato de compraventa también influye en el importe de este Impuesto. El importe de la venta es un campo imprescindible cuando se rellena un contrato de compraventa entre comprador y vendedor.

Si se fija un valor superior al que establecen las tablas del BOE, Hacienda puede reclamar que se aplique el tipo impositivo en el precio fijado en el contrato.

En muchos casos, los usuarios tienen dudas sobre qué importe fijar. Por este motivo, desde Traspacar ofrecemos una herramienta para tasa el importe de la compraventa.