Repasamos los factores a tener en cuenta a la hora de comprar un coche diésel o gasolina

Con la crisis económica surgida por el coronavirus, el precio de los vehículos ha sufrido una enorme bajada y es un buen momento para comprar un coche. Las ventas de vehículos en el mes de abril se desplomaron en un 96.5 % y el Gobierno de España se está planteando crear ayudas para la compra de coches diésel y gasolina para aumentar la demanda y ayudar al sector. La pregunta que muchos se hacen es si deben comprar un coche diésel o gasolina. En este artículo de Traspacar te ayudamos a tomar una decisión.

Factores clave al comprar un coche diésel o gasolina:

Comprar un coche diésel o gasolina: Comparativa de precios

Una de las cosas que más importancia tienen a la hora de decantarnos por un tipo de coche u otro es el precio de compra. Antes de la crisis del coronavirus, el precio de un coche diésel solía unos 1.500 euros de media más caro que el de un coche de gasolina de similares características.

No obstante, la crisis y el descenso de los precios de todo tipo de coches hacen que los de gasolina puedan ser muy apetecibles, pero que también lo sean los diésel. Así, comprar un coche diésel o gasolina puede ser una buena elección en ambos casos.

Además, con la normativa de emisiones de la Unión Europea, que establece que los coches de una marca no deben superar los 95 gramos de CO2 por kilómetro impulsa no solo que las firmas apuesten por fomentar la venta de coches eléctricos y de emisiones Cero, también ayuda a que tengan un mayor interés en vender coches diésel.

Por este motivo, no es extraño que podamos encontrar interesantes ofertas en este tipo de vehículo, que generan una media de un 15% menos de emisiones que un coche de gasolina similar. Así pues, comprar un coche diésel o gasolina en este período puede resultar más sencillo debido a la gran cantidad de promociones que se pueden encontrar para ambos tipos de vehículos.

Precio del combustible

Otra de las cuestiones a tener en cuenta al comprar un coche diésel o gasolina es el precio del carburante.

El precio del barril del petróleo cayó en picado por la crisis del coronavirus y ello se ha visto reflejado en los precios del combustible. A inicios de febrero, el precio de la gasolina Sin Plomo 95 era de 1’31. Ahora, ha descendido hasta 1.10 euros. Mientras, el Gasóleo A estaba a 1.22. Ahora, el diésel tiene un precio de 1 euro aproximadamente.

Eso hace que la diferencia entre ambos sea de 10 céntimos en estos momentos, siendo el diésel más barato.

Comprar un coche diésel o gasolina en 2020, una duda común
Comprar un coche diésel o gasolina en 2020, una duda común

No obstante, hay que tener en cuenta la Ley de Hidrocarburos que se pretende implantar en un futuro y cuyo objetivo es terminar con los privilegios del diésel en cuanto a los impuestos que se le aplican. Así, se espera que en un futuro el precio del diésel suba, aunque habrá que ver cuándo y cómo se aplica dicha ley tras la actual crisis.

El consumo

Los conductores que realizan muchos kilómetros al volante al año no deberían tener muchas dudas al comprar un coche diésel o gasolina. Lo lógico es que se decanten por la opción del diésel debido a que un vehículo de gasóleo consume entre un 15 y un 20% menos que uno de gasolina.

No obstante, si nos decantamos por un coche de gasolina nuevo hay que tener en cuenta un factor: los fabricantes están logrando reducir el consumo de estos vehículos y también podría ser una buena opción.

Comprar un coche diésel o gasolina: los diésel consumen menos
Comprar un coche diésel o gasolina: los diésel consumen menos

Comprar un coche diésel o gasolina: Mantenimiento

El coche diésel suele ser un poco más caro en cuanto a mantenimiento de media en comparación a uno de gasolina. Así lo apuntan varios estudios, a los que hay que sumarle que el precio de pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), el precio de esta también será algo mayor.

Otros factores a tener en cuenta

Hay que recordar que el plan de las grandes ciudades para este 2020 eran las famosas restricciones de vehículos, algo que el coronavirus ha hecho que se tenga que aplazar en gran medida, como por ejemplo, en Barcelona.  

No obstante, esa voluntad de establecer zonas de bajas emisiones en 148 municipios de toda España (los de más de 50.000 habitantes) se acabará imponiendo en los próximos cursos y la previsión es que vaya a más, por lo que es posible que un coche diésel nuevo te impida circular por una ciudad libremente en un futuro cercano.

En este sentido, si dudas en comprarte un coche diésel anterior al 2006 (EURO3), debes saber que podrá traerte complicaciones a más corto plazo debido a que le afectarán las restricciones.

Todo depende de la zona por la que circules y vivas. Comprar un diésel puede ser una gran opción si vives en una zona rural y realizas muchos kilómetros, teniendo en cuenta además que su precio en segunda mano ha descendido mucho.